Dieta de carbohidratos equilibrados – adelgaza con salud!

Hay un sinfín de tipos de dietas. Entre ellas, hay una restricción casi universal: carbohidratos, popularmente conocidos como azúcares. Esto es debido a que estas sustancias actúan como “combustible”, asegurando que el cuerpo tenga suficiente energía para realizar todas las funciones básicas. Por lo tanto, estos alimentos terminan favoreciendo la acumulación de grasa, lo que puede dificultar la pérdida de peso, cierto? No tanto.

La ausencia de carbohidratos en el cuerpo puede llevar a la hipoglucemia, que es una disminución del nivel de azúcar en la sangre. Este fenómeno puede causar confusión mental, dificultad para realizar tareas sencillas del día a día, palpitaciones, temblores, hambre excesiva, sudor frío, ansiedad y hormigueo en las manos y la boca. Además, cuando cortamos los carbohidratos de nuestro menú diario, el cuerpo deja de quemar grasa y, cuando adelgazamos, uno sólo pierde la masa corporal magra – que incluye los músculos. El metabolismo también queda más lento, haciendo más difícil la pérdida de peso.

Abolir los carbohidratos de la alimentación causa más desventajas que ventajas. Al darse cuenta de esto, un endocrinólogo de São Paulo decidió crear una dieta balanceada de carbohidratos, lo cual es muy saludable y nutritiva, al mismo tiempo que permite la pérdida de peso.

 

Cómo funciona?

comer_massas_em_dieta-300x218

Como su nombre indica, la premisa de la dieta de carbohidratos equilibrado es permitir el consumo de alimentos considerados enemigos de pérdida de peso – como el pan, arroz y pasta – con la proteína y fibra que irán frenar la absorción de carbohidratos en el cuerpo. Por lo tanto, el metabolismo procesa estos alimentos antes de que se conviertan en grasa en realidad. Con esta medida, los azúcares cumplen su función de proporcionar energía y también contribuyen a la pérdida de peso.

Para mejorar los efectos de la dieta, vale seguir algunos pequeños consejos, cómo beber al menos 1,5 litros de agua al día para que las fibras ingeridas son mejor utilizadas por el organismo. También es importante acelerar el metabolismo. Esto se puede hacer con espacios cortos de aproximadamente 3 horas, entre cada comida, y con la práctica regular de ejercicios físicos. Con esta dieta, se puede perder de 1 a 1,5 quilos por semana.

La única restricción de la dieta es el consumo de dulces y refrescos. Se recomienda cambiar estos alimentos por frutas y jugos. Vale resaltar que antes de iniciar cualquier procedimiento, es esencial que pasar por una consulta con un nutricionista de su confianza. Recuerde que los diabéticos y celíacos (personas con intolerancia al gluten) no deben atenerse a las dietas en general.

 

Menú

carboidratos_com_legumes_dieta-300x156

Quedaste interesado en probar? Aprenda cómo armar un menú de esta dieta con las siguientes sugerencias:

 

Desayuno

dieta_dos_carboidratos_com_proteína-241x300

Usted puede consumir los carbohidratos siguientes:

– Frutas;

– Jugos;

– Productos lácteos, como la leche, el yogur o, principalmente, cuajada, que tiene un índice glucémico bajo. Apueste en versiones descremadas y light de estos alimentos;

Desde que la combinación con los alimentos tales como:

– Cereales sin azúcar;

– Café con endulzante;

– Prefiera siempre el pan integral. Sin embargo, para luchar contra esas ganas de comer un pan blanco, consúmalo con una rodaja de algún tipo de queso blanco light, tofu o huevos revueltos.

 

Almuerzo

– Verduras y legumbres son liberados a voluntad. Abuse de brócoli, col, acelga, repollo, lechuga, coliflor, berros, tomate y zanahoria;

– Por comer bien los legumbres, el arroz blanco esta liberado. Consuma arroz integral, mínimo, dos o tres veces por semana para optimiza los resultados de la dieta;

– Las proteínas magras deben estar siempre presentes en su plato. Apueste en el pollo, el pescado y las carnes rojas con bajo índice de grasa, tales como pato, lagarto, músculo, filet mignon y carne bovina;

– Para el postre, elija siempre fruta.

 

Cena

– La cena siempre pide comidas más livianas. Elija sopas de verduras o sopa de pollo, que sin problemas puede llevar fideos y arroz, desde que sus recetas lleven una variedad grande de legumbres;

 

– Pescado son excelentes porque además de ser fuente de proteínas, tienen cantidades significativas de Omega 3, que baja el colesterol malo. Si usted está buscando por la practicidad, vale la pena invertir en recetas de fácil preparo, tales como un pastel o soufflé de verduras con atún, por ejemplo;

– Sándwich natural, siempre con verduras y pollo o atún.

 

Bocadillos

– Una dieta balanceada de carbohidratos siempre pide dos aperitivos: por la mañana y por la tarde. Dependiendo del tiempo que usted está acostumbrado a cenar, también puede introducir un bocadillo en la noche;

– Leche de soya o descremada;

– Jugos;

– Vitaminas con avena o semillas de linaza;

– Yogur light;

– Frutas, cuando se combina con un poco de proteína magra – tales como pechuga de pavo, por ejemplo;

– Cereales.

Recuerde siempre consultar a su médico y hacer pruebas adicionales antes de comenzar una nueva dieta. Después de eso, es sólo armar su menú y comenzar su nueva rutina! La educación alimentar es el primer paso para una vida sana y feliz.